viernes, 13 de enero de 2017

Recuerdos de un día único

Escuchando la discografía de Oldfield éstos días en la cuenta regresiva que estamos haciendo por facebook de cada disco, hoy nos tocaba Guitars. Es un disco muy especial porque me teletransporta al maravilloso concierto que pude disfrutar con mis diez años de edad en 1999 en San Javier. La única vez que tuve oportunidad de ver a Oldfield en directo. Hoy me gustaría compartir mis recuerdos de aquella noche.

Recién lanzado Tubular Bells 3, mi pasión por Oldfield aumentó de forma sorprendente. Yo llevaba escuchándolo prácticamente desde 1993, cuando mi padre me ponía en todos lados Tubular Bells 2. Recuerdo con mucho cariño, que uno de mis primeros discos fue el 'The Best Of Elements', y me encantaban las canciones de ese disco, pero no entendía la música instrumental. Mi otra pasión, siempre fue Queen, por lo que no me habituaba a escuchar música sin voz.

Los años siguientes fui escuchando cada obra de Oldfield según salía, y mi padre la traía en cassete a casa, TSODE, Voyager, The Essential... Pero cuando vino TB3 aquello fue muy distinto. Vimos la premiere por TVE2 (de hecho, nos enteramos de la salida del disco por la premiere), y me quedé con la boca abierta.

Al día siguiente fuimos al desaparecido Pryca a hacernos con una copia del cassete de TB3. Mi padre no solía comprar CDs, ni vinilos, lo suyo eran las cintas. Aún así, TB3 también lo compró en CD, de hecho, creo que fue el primer CD que mi padre se compró de Mike Oldfield.

Aquellos años, la única forma que había de enterarse de algún lanzamiento era por prensa, por TV o por radio. Internet estaba dando sus primeros pasos, y en mi casa no se instaló hasta el 2001. El caso es que aún estábamos digiriendo TB3, cuando de pronto un día vemos por TV el anuncio de un nuevo disco de Oldfield: Guitars. Algo que nos dejó locos a mi padre y a mi... ¿cómo era posible que lanzara otro disco en apenas unos meses?

En seguida fuímos a una desaparecida tienda de discos de mi ciudad a hacernos con el cassete, y de nuevo disfruté de lo lindo, sobretodo Cochise y Out Of Mine me encantaron.

Un buen día, camino de un restaurante que a mi familia le encanta en Los Alcázares, yo, como siempre acostumbraba a ir con mi walkman escuchando música en el coche, a pesar de que mi padre llevara puesta música. Una vez ya en el pueblo, hubo un momento que un cartel me llamó la atención, era rojo y negro, y la figura del guitarrista me era conocida. En cuanto leí MIKE OLDFIELD, el grito que le pegué a mi padre se tuvo que escuchar a varios kilómetros a la redonda. ¡¡ES MIKE OLDFIELD PAPÁ!! ¡¡VIENE A SAN JAVIER!!

Creo recordar que era domingo, pues ni falta hace decir que el mismo lunes estábamos de vuelta en la tienda de disco exigiendo ya las entradas para el concierto.

Tenía 10 años, y obviamente no recuerdo todo al dedillo de aquél día, pero los pocos recuerdos que se amontonan en mi mente quiero compartirlos con vosotros.

Recuerdo el día del concierto que hacía un día espléndido, una ola de calor importante, de hecho, recuerdo con cariño cuando vimos en la prensa que Oldfield había bajado a la piscina pública del polideportivo y se había bañado con todo el mundo. Esos recortes de prensa los guardamos pero ignoro donde están, de hecho, pocas veces he vuelto a ver esas fotos.

Recuerdo perféctamente el lugar, fue el polideportivo de San Javier, un ya lejano 3 de julio de 1999. Mi hermana, mi padre, mi madre y yo fuimos a pasarlo en grande. El ambiente era fenomenal, todos los recuerdos que tengo de aquél día es que había un ambiente excelente y que daba gusto estar vivo para vivir aquellos momentos.

Antes de situarnos entre el público, mis padres me regalaron una camiseta que me gustó del puesto de merchandising. La cual todavía conservo, de hecho, hoy día me viene bien, imaginaros lo grande que me estaba por entonces...pero dudo que la gente de marketing supiera que un niño de 10 años se pondría una camiseta de Mike Oldfield.


Como todos sabéis, el grupo telonero fue Luar Na Lubre, los cuales pude disfrutarlos bien, entre el público, ya que aún no se habían agolpado todos como más tarde lo harían. Recuerdo con gran claridad, como el grupo interpretó O Son Do Ar, y yo (ignorante por entonces) reconocí la melodía en seguida y empecé a gritar entusiasmado: ¡¡Esa canción es de Mike Oldfield!! Mi padre no se acordaba de ella, yo le dije hasta el disco y la pista. El resto de la gente a mi alrededor se me quedó mirando con cara de: ¿que dice éste niño?

Una vez fue acercándose la hora del concierto de Oldfield, la gente fue apretándose y fueron apareciendo más y más personas. Recuerdo que mi padre y yo nos quejamos en todo momento que no hubiesen unas pantallas a los laterales del escenario para poder verlo bien, porque yo por mi estatura le llegaba a las barrigas al resto de personas de allí. Recuerdo que poco antes de que empezara, empezaron a poner cosas en el escenario y tuvimos la esperanza de que sacaran una pantalla, pero, al final no fue así.

Mayor fue mi disgusto cuando una pareja, que para mí parecían dos torres se pusieron delante mía, y lo poco que veía del escenario, ya era nulo. Me pasé todo el concierto refunfuñando, y en alto, a ver si me escuchaban y me dejaban ponerme delante. En una ocasión hasta se giraron y me vieron la cara de odio que tenía, pero pasaron del tema.

Por lo que no me quedó otra cosa que escuchar la música, y preguntar a mi hermana y a mis padres que qué pasaba en el escenario. A los 20 minutos de empezar el concierto, un grupo que estaba al lado de seguidores jóvenes (todos con camisetas de la gira), se quedaron perplejos por mi edad y cómo disfrutaba de la música, y empezaron a hablar con mis padres. Uno de ellos me contó que llevaban siguiendo a Oldfield toda la gira por España y que de hecho, estuvieron en la premiere de Tubular Bells 3, de hecho, el cartel que se veía al final del concierto, entre el público que ponía 'Hello Mike, from Spain', era suyo. Yo en seguida me acordé de ese cartel y me hizo mucha ilusión. Uno de ellos (alabado sea) me cogió en brazos y me puso en sus hombros durante unos minutos para poder ver a Oldfield. Han pasado 18 años de aquél día, y aún cierro los ojos y vislumbro perféctamente el escenario y a Oldfield en el centro, tocando un tema de Guitars con su guitarra acústica, sentado. Es una imagen que difícilmente se me borrará jamás. Mi madre no paraba de decirle al muchacho, "no hace falta que lo tengas en los hombros, te vas a hacer daño" (lo cierto es que por entonces estaba bien hermoso). No se si ese muchacho ni tan siquiera se acordará de ésto, pero si me lee, de verdad que te agradezco que gracias a ti, pudiese ver a mi ídolo durante 5 minutos.

Otro recuerdo imborrable que tengo del concierto, fue el momento de Far Above The Clouds. A mi padre y a mí, nos encantaba ese tema, y recuerdo el momento en que la niña empieza a recitar, que me giré y miré a mi padre emocionado, el me miró y sonrió. Es otra imagen que jamás se me borrará.

Una vez terminó el concierto, recuerdo que apagaron todas las luces del escenario y sólo dejaron un foco encendido al principio del recinto. Yo tuve que ir cogido de la mano de mi madre porque no veía nada entre tanta gente, y la fila avanzaba muy lentamente. De camino al coche, me mostré desilusionado porque no recordaba que hubiese tocado mi canción favorita 'Shadow On The Wall', cosa que como sabéis, era incierta. Mi hermana me recordó que si lo tocó al principio del concierto, pero yo no lo recordaba, estaba tan en éxtasis por el resto del concierto y el Far Above The Clouds, que lo había olvidado.

El resto ya se conoce. Yo pasé un día que a pesar de mi edad, jamás olvidaré, y por desgracia se ha convertido en la única vez que vi a Oldfield en directo. A los años, como sabemos, Oldfield vino a Valencia y Madrid en los Night Of The Proms. Mi hermana se ofreció a regalarnos a mi y a mi padre las entradas del concierto de Valencia (por nuestro santo), y durante un momento nos llegamos a plantear ir. Pero por entonces mi abuelo estaba bastante pachucho (fallecería en mayo de ese año) y nos daba miedo irnos un día por cualquier cosa que pudiese ocurrir. Aún así, recuerdo que le dije a mi padre: "no te preocupes, si ha dicho que volverá de gira el año que viene. Además, sólo toca 20 minutos..." Eso era lo que se rumoreaba por entonces, que haría una gira en 2008 con el disco que preparaba. Imaginaos mi desilusión cuando la gira se redujo a un único concierto en Bilbao y encima ante la prensa...

Aún flipo por el hecho de que Mike Oldfield tocara en directo a media hora de donde vivo. Fue un sueño hecho realidad que nunca olvidaré. Las entradas del concierto y los recortes de prensa era lo único que teníamos de recuerdo, pero no se ni donde estarán. El caso es que ya en el 2002 o así, contactamos con un muchacho por internet que nos facilitó un bootleg con el concierto, para tenerlo como recuerdo.

8 comentarios:

  1. Precioso testimonio, amigo. Yo soy de Asturias y, por desgracia, nunca he podido ver a Mike en directo. Me sorprende las muchas similitudes que encuentro con tus inicios ólficos. Como tú, yo me enganché a Mike con TB2 por mi padre. Todavía recuerdo la impresión que me causó aquella música tan bonita, tan hipnótica. ¿De dónde salía? ¿Era un orquesta? ¿Cómo podía hacerlo una única persona?. Desde entonces, mi pasión no hizo más que aumentar. Y luego, el concierto en la 2 de TB3 impresionante, con ese Far Above The Clouds... Sigo emocionándome. Me alegro de compartir caminos similares con todos vosotros, con nuestras diferencias, formamos una gran comunidad. Creo que, en ese sentido, tendríamos que celebrar más este RTO.

    Un saludo, amigo. Gran trabajo el tuyo. Y todos los ólficos del mundo: en breves celebraremos el nacimiento de un trabajo más de nuestro ídolo

    Salud!!!
    Asier Pérez Riobello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Asier. Lo cierto es que todos le debemos mucho a éste hombre por los grandes momentos que nos ha otorgado

      Eliminar
  2. Me gusta leer cosas como estas. Recuerdo la gira de la que hablas. Then & Now. Yo lo ví en la ciudad de Salamanca y fue mi segunda vez! La primera, con la presentación en directo de TB2 en mi ciudad natal -Burgos-. No daba crédito a lo que escuchaba. MIKE OLDFIELD EN BURGOS!!!!!???? pensé que era una mala (muy mala) broma. Pero no fue así y en septiembre pude verlo. Tocaba el TB2 entero. Luego seguía con TB1, parte dos y hacía un medley con Orabidoo, luego Taurus 3, como guiño a España y creo recordar que cerraba el concierto con Sailors Hornipipe con una mandolina, él solo, ya sin músicos que lo acompañaran. Fue apoteósico. Aún hoy, con sus luces y sus sombras, creo que es uno de los músicos más inspirados e inspiradores del mundo. Auténtico referente para muchas tencencias musicales, tanto anteriores como actuales y que aún hoy tenemos la fortuna de seguir deleitándonos con nuevos trabajos. Genio y figura.

    ResponderEliminar
  3. José con tu crónica me has hecho recordar los momentos que viví ese día por San Javier. Yo estaba con mi hijo de 8 años en Guardamar. Mi hijo desde muy pequeño ha vivido la música de M.O. y es un gran seguidor hoy en día. Se sabía todas las canciones y aguantó el concierto como un campeón. Estábamos al lado de la mesa de controles y sonido que situaron en centro del recinto. Uno de los controladores, le subió y disfrutó de todo el concierto desde la mesa. La verdad que fue un gran concierto. Como bien dices con mucho, mucho calor. Mi hijo es el que en la presentación de TB 2003 le hizo la primera pregunta y al final le regaló a Mike una botella de rioja. Hay por ahí varias grabaciones en vídeo en dónde se ve esto que te cuento.
    Disfrutamos mucho a pesar del calor que hacía. Me resulta llamativo, pues al día siguiente fuimos a comer a un restaurante muy conocido que hay en Los Alcázares, igual es el mismo que tú comentas. ??? (Quiero recordar que estaba a las afueras de los Alcázares, era grande y se comió muy bien). En fin.....¡Qué buenos recuerdos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. entonces yo no era el más pequeño por allí! Que grandes recuerdos, la verdad, sobretodo el buen rollo que había entre la gente y el buen día que hizo, fue maravilloso.
      El restaurante se llama El Patio, y sí, es grande y se come genial.
      Que privilegio el de tu hijo, sin duda hay que dar las gracias por haber tenido tan buena instrucción musical gracias a nuestros padres.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Cuántas historias alrededor de Oldfield... Juan Antonio, quizá no me recuerdes, pero nos conocimos en la presentación de TB 2003, iba con Pepe Cantos y Jorge Andrés del fascine Orabidoo. Estuvimos sentados a tu lado. Un saludo. No se si sabías que pudimos estar con Oldfield a la tarde, a la salida de M80 radio, nos firmó una buena cantidad de discos, incluida la invitación a la presentación de Warner, y nos hicimos una gran foto con él.
    La gira del 99, la recuerdo con un cariño enorme. Meses antes con TB3, conocí a Pepe y al resto del equipo de Orabidoo, y además de unirme a ellos, gané unos grandísimos amigos. Pude ver los conciertos de San Sebastián, Barcelona y La Coruña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que te recuerdo Jesús. De vez en cuando cuelgan la foto a la salida de M80 y ahí estás tú. Recuerdo que hace años se hacían por Madrid, encuentros con seguidores de Mike, e incluso conciertos tributo, pero eso se ha perdido. Me alegra mucho saludarte. Un abrazo

      Eliminar
  5. Buenas, aún recuerdo esa rueda de prensa como si fuese ayer, Tubular Bells 2003, yo estuve invitado por un dirigente de Warner Spain. Duque de Pastrana, me lleve uno de los pósters que decoraban la sala, lo tengo enmarcado junto con mi Tubular Bells firmado a la salida de los 40. Saludos a todos

    ResponderEliminar