domingo, 10 de julio de 2022

¿Un frustrado aniversario?

La situación en el mundo Oldfield pinta mal desde hace unos años. El sabor de boca que nos dejó la temporada 2012-2017 fueron muy buenos: dos nuevos discos, reediciones, remezclas, las olimpiadas, rarezas, Oldfield más activo en redes que nunca... pero algo pasó en verano de 2017 que todo lo cambió.

Desde ese momento y hasta el día de hoy (casi 5 años ya) Oldfield ha desaparecido de la faz de la Tierra, tan solo algún que otro escueto mensaje por redes ha sido lo único de actividad (si es que eso podemos considerarlo actividad) que hemos tenido de nuestro ídolo. Siempre quedará en el recuerdo cuando en los meses posteriores al lanzamiento de RTO, la ilusión que plasmaba Oldfield sobre un posible TB4 nos lo contagiaba a todos sus fans, y esperábamos con ansia a que se editara, supuestamente en 2018.

Los años han ido pasando, y a parte del hecho de que Oldfield ya nos está dando por hecho el saber que se ha retirado definitivamente y que no quiere saber nada sobre la vida pública y su carrera, parece que haya contagiado sin más remedio a la explotación de su catálogo. Desde 2017 sólo hemos visto alguna reedición con motivo del RSD en recientes años, pero nada más. Las reediciones de su catálogo que se quedaron en Killing Fields y Discovery, parecen estar totalmente canceladas y sin intención de continuarlas, dejando "coja" para siempre la colección, y la edición de recopilatorios que no paramos de ver durante esos años 2012 a 2017 (salieron cerca de 10) también se ha frenado en seco.

Pasando los años, los fans teníamos la mínima esperanza de que este silencio fuera la calma antes de la tempestad que debería causar el más que redondo aniversario de Tubular Bells que vendría el año que viene, pero poco a poco vamos viendo que la cosa no pinta nada bien.

A principios del año pasado, apareció un anuncio en el facebook oficial de Mike que hizo desatar todas las alarmas, pues era la primera actualización del facebook que Universal tiene de Mike desde RTO, y parecía que sería el anuncio de algo grande sobre el ansiado aniversario tubular. A los días descubrimos que no era más que un tributo que Robin Smith (colaborador de Mike desde Tubular Bells 2) había realizado y tendría lugar en directo en Londres para ese verano de 2021. Dicha actuación en directo vendría acompañada con las acrobacias de un ballet, y lo más importante, el propio Mike Oldfield parecía haber dado su aprobado a dicho evento. Por ello, Universal parece que inicialmente mostró interés en ello, y se anunció la gira en la web oficial, siendo esta la primera actualización de la web en 5 años. Sin embargo, una vez llegado el evento ese mismo año, parece que la cosa no cuajó lo suficiente, pues a pesar de las intenciones iniciales que parecía haber de editar esos shows en distintos formatos, incluyendo un documental, Universal no volvió a dar señales de vida al respecto tras la gira. Se puede uno imaginar que la gira no supuso un gran ingreso económico, y por lo tanto Universal perdió el interés. 

Por ello, a los meses, Robin Smith publicó el disco de su versión 'cinematográfica' de Tubular Bells totalmente gratuita en SoundCloud y otros servicios gratuitos de streaming, y la grabación que hizo la compañía Kaleidoscope del evento y de un documental sobre el mismo parece haber quedado en el limbo. Kaleidoscope, por su cuenta, parece estar intentando mover ese material como buenamente puede, y el documental se ha podido ver en algún festival como el de Cannes hace apenas unas semanas. De hecho, hace pocos días se ha anunciado que el concierto en sí podrá verse en salas de cine en Londres el próximo 22 de septiembre. Pero claro... ¿y el resto del mundo? ¿podremos saborear nosotros ese concierto y documental en físico en algún momento, dado ya que Universal no parece estar interesado en ello?

En medio de este tinglado, apareció otro evento en homenaje a Oldfield y su Tubular Bells, de manera orquestal que parece que se representará en directo a finales de año, esta vez, sin ningún tipo de aprobado (al menos conocido) del propio Oldfield y con total desinterés por parte de Universal. De hecho, parece ser que la versión estudio de esta nueva versión orquestal lo va a sacar una desconocida discográfica independiente llamada Cleopatra. Un desastre, vamos.

Viendo el nulo interés que está mostrando Universal y el propio Oldfield últimamente en todo lo concerniente a la obra de Mike, mucho me temo que el año que viene vamos a tener bastante escasez de material editado y movimiento por parte de Mike.

Es triste, pero cierto, que el único que podría mover su catálogo es el propio Mike Oldfield, y dado que Mike está totalmente desinteresado en ello en los últimos años, mucho me temo que los únicos eventos para celebrar la obra de Mike en su 50 aniversario, va a estar realizado por fans o eventos tributo. 

A estas alturas de la película, mucho me temo que el año que viene solo veremos alguna nueva reedición en el RSD relacionada con el tubo, dado que es la única vez en estos últimos 5 años que se ha vuelto a editar algo relacionado con Mike Oldfield. Este año 2022 hemos visto una reedición en LP de color de TB2 por parte de Warner, por lo que no sería de extrañar que el año que viene Warner aproveche y reedite el TB3 en LP (que cumple 25 años) y posiblemente una edición en LP del TB2003 (que nunca ha salido en LP) para el RSD. Por parte de Universal se puede esperar algo similar, y no sería de extrañar ver alguna reedición en LP relacionada con el primer tubo, pero más allá de eso, y viendo el poco interés por parte de Mike y de Universal de su catálogo, no esperaría mucho mas.

Hay que empezar a darse cuenta que por desgracia, ya hemos vivido la mejor etapa musical de este hombre. Algo pasó en el verano de 2017 que hizo que todo frenara en seco, y dadas ya las circunstancias y la edad de Mike, mucho me temo que pocas o ninguna noticia tendremos ya de el, hasta que deje este mundo.

5 comentarios:

  1. Es triste pero parece que tienes toda la razón

    ResponderEliminar
  2. Quiero equivocarme pero, aquella visita a un centro médico-oncológigo, fue un tanto sospechosa y, desde entonces, no hemos vuelto a casi saber nada de Mike. Quiero pensar que no es nada de salud, quiero pensar que, en el fondo, volvieron esos fantasmas del pasado que le hacían huir de la gente enfervorizada y que, al ver esa actualización y preguntar masivamente ese "Mike, ¿estás bien?, Decidiera volver a irse indefinidamente...

    ResponderEliminar
  3. Entendiendo que todos los que amamos la música de Mike sufrimos más que de avidez por nuevas grabaciones, de auténtica bulimia, no queda otra que respetar que nuestro ídolo ha entrado en la jubilación, y ya no nos va a regalar más que lo mucho que ya nos ha dado. Es triste, pero comprensible. Probablemente RTO sea su canto del cisne, una obra dignísima y lo mejor que ha parido en tres décadas por lo menos (en mi opinión, desde el "Discovery"). Ojalá su inspiración fuera inagotable y su capacidad de sorprendernos infinita, pero nuestro héroe es un ser humano envejecido y cansado, y que merece disfrutar de un retiro dorado. Sea cual sea su momento actual, solo tengo agradecimiento por su imperecedera obra. Le deseo el mayor disfrute, porque él nos ha regalado a muchos justamente eso, y creo que no se le puede pedir más. Gracias, "man on the rocks", incansable visionario de universos más hermosos aún que el que encontramos en derredor.

    ResponderEliminar
  4. Suscribo la opinión del colega, solo que tras Discovery también sacó grandes obras como The Wind Chimes, Amarok, TB 2, TSODE o MOTS. Además, yo creo que Oldfield aún no ha dicho su última palabra. Tengo el presentimiento que el 2023 será un año con novedades ilusionantes. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Todo parece indicar que se ha jubilado y apartado de la vida pública definitivamente o tiene algún problema de salud. Ojalá 2023 nos reserve alguna sorpresa como decís. Saludos a todos los seguidores de Mike.

    ResponderEliminar